La importancia del mantenimiento en las estructuras metálicas

portada-mantenimiento-de-estructuras-metalicas

Las estructuras metálicas, han permitido la creación de grandes obras civiles que mejoran la calidad de vida de las personas. Ya hemos hablado en anteriores ocasiones qué el acero, por su resistencia y flexibilidad, es un material idóneo para este tipo de construcciones.

Si bien, las estructuras metálicas, ofrecen gran resistencia y durabilidad, son propensas a sufrir desgastes y daños, debido a condiciones externas o usos y esfuerzos no debidos.

Una parte importante en la construcción que emplea estructuras metálicas, es la revisión y mantenimiento que se le brinda a la estructura a medida que pasa el tiempo.

Las revisiones que se le realizan a las estructuras metálicas, nos permiten conocer el estado en el que se encuentra, y poder detectar o prevenir fallas o daños que puedan presentar.

Con un pronto diagnóstico, es posible realizar las medidas correctivas necesarias, para corregir las fallas presentes, lo que garantiza extender la vida útil de la estructura metálica y garantizar la seguridad necesaria para las personas que la usen.

Hay muchos métodos de realizar una revisión a una estructura metálica, los más comunes con los ensayos no destructivos, que nos brindan un panorama de cómo se encuentra el estado actual de dicha estructura.

Entre los métodos más utilizados se encuentran:

  • Tintes penetrantes.
  • Ultrasonido.
  • Radiografías.
mantenimiento-de-estructuras-metalicas

Otro método es la inspección visual, donde miraremos la estructura para identificar si hay presencia de óxido, grietas o fisuras. Hay que tener cuidado especial ante la presencia de óxido en las estructuras metálicas, ya que este, es uno de los principales indicadores de corrosión.

La corrosión sucede cuando el metal entra en contacto con un electrolito, es decir, una sustancia que conduce la electricidad, causando reacciones químicas que deterioran el material y lo hacen perder sus propiedades.

Las estructuras metálicas que se encuentran expuestas constantemente a la lluvia, el viento o la salinidad, requieren de mantenimientos mucho más periódicos, con el fin de alargar su vida útil.

Para combatir la corrosión, se emplean revestimientos orgánicos, como las pinturas, que protegen y aíslan al metal de los agentes externos y le brindan un acabado estético, también se emplean revestimientos de metales, como el zinc, que funcionan de “metales de sacrificios”, los cuales se dañan en vez de la estructura.

Consideraciones especiales para cuidar las estructuras metálicas.

Para ayudar a alargar la vida útil de tu estructura metálica, ten presente lo siguiente:

  • Evitar al máximo que la estructura metálica entre en contacto agua.
  • Si la estructura metálica está expuesta, cuida los revestimientos protectores. Mantén los revestimientos limpios, y si se están consumiendo, hacer retoques para mantener la estructura en óptimas condiciones.
  • Evita soldar, taladrar o adherir objetos a la estructura para evitar reducir la durabilidad de la estructura metálica.
  • No excedas la capacidad de carga de la estructura metálica.
  • Se debe realizar una revisión general mínimamente una vez al año, para saber cómo están los revestimientos y valorar si hay algún cambio. Cada 5 años se debe realizar una inspección de las uniones. Y, finalmente, cada 10 años realizar una revisión de toda la estructura metálica y la valoración del estado actual de cada una de sus partes.

Como ves, una correcta revisión y mantenimiento de las estructuras metálicas, es de vital importancia para lograr alargar su vida útil, y evitar pérdidas asociadas a daño y reemplazado, sin mencionar las perdidas sobre material perdido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba